Amig@s en línea

Al usar blogs, chats, correo electrónico o mensajes instantáneos te puedes comunicar con muchísima gente. Las redes sociales te permiten estar en contacto con tus amistades y hacer nuevas, pero también pueden ponerte en contacto con otras personas con intenciones poco amigables.

Seguramente habrás escuchado historias sobre niñ@s o chav@s que fueron molestados por alguien que conocieron en línea. Para evitarte problemas innecesarios checa nuestros tips.

Si entras a un foro o un chat:

  • Prefiere los que tocan temas de interés según tu edad y recuerda siempre que hay gente que miente sobre su verdadera identidad, así que nunca sabrás si estás hablando con un niño o niña de tu edad o un adulto que dice serlo.
  • No envíes información confidencial (tu nombre, dirección, el nombre de tu escuela o de tus amigos, fotos personales, etcétera).
  • Si alguien del foro comienza a insultarte o te pide que hagas cosas que te hacen sentir molesto o incómodo, termina la plática, repórtalo con el sitio y coméntalo con tus papás.
  • Ten mucho cuidado si alguien que has conocido en línea quiere verte personalmente. Nunca aceptes una invitación sin que tus papás estén enterados.
  • Confía en tus instintos. Si cuando estás en línea te sientes amenazado por alguna persona o si te sientes incómodo con algo que ves en la Red, dile a tus papás o a un adulto al que le tengas confianza.

Si usas redes sociales:

  • Usa una abreviación de tu nombre en lugar de tu nombre completo y no publiques datos como tu número celular, tu dirección, el nombre de tu escuela y la ciudad en la que vives. Así evitas que gente con malas intenciones pueda saber dónde localizarte.
  • Sólo acepta a gente que conoces cara cara y recuerda que detrás de una linda foto puede haber alguien totalmente distinto.
  • Al crear tu perfil hazlo privado, así sólo tus contactos podrán ver la información que publicas. Si no sabes cómo hacerlo, pide ayuda a tus papás.
  • Ojo con los mensajes que escribes o las fotos que subes. Recuerda que una vez que publicas algo en línea, aunque lo borres de tu página, pudo ser guardado por alguno de tus contactos y ser manipulado para dañar tu imagen.